Por qué es correcto preocuparse por la fiebre

La fiebre alta en los niños suele ser un síntoma de infección, que puede ser vírica o bacteriana. En los niños pequeños, existe la posibilidad de que la infección pueda ser meningitis o sepsis, que pueden ser graves o potencialmente letales. Los bebés muy pequeños pueden no tener fiebre alta incluso cuando tienen infecciones, así que una temperatura que sea sólo ligeramente más alta de lo normal puede ser un signo de infección. Esto significa que incluso un pequeño aumento de la temperatura se debe tomar en serio . En todos los casos, es mejor pecar de precavido y contactar siempre con un médico en caso de duda.

La tecnología Age Precision® elimina conjeturas a la hora de tomar la temperatura

Las investigaciones clínicas muestran que la definición de fiebre cambia a medida que los recién nacidos crecen y pasan a ser niños pequeños, y que los niños pequeños pasan a ser adultos1. Lo que se considera fiebre en un recién nacido puede ser una temperatura normal en un niño de cuatro años.

Los médicos lo saben, pero es posible que muchos padres no lo sepan. Para ayudarle a interpretar la temperatura de su bebé o niño con mayor confianza en función de su edad, Braun ha desarrollado la exclusiva tecnología Age Precision®.

Tomar la temperatura con Age Precision® es fácil

Con Age Precision® puede tomar e interpretar la temperatura de un niño o de cualquier miembro de la familia en tres simples pasos:

Paso 1
Indique la edad de su hijo con el botón Age Precision®.

Paso 2
Tome la temperatura.

Paso 3
El indicador de fiebre codificado por colores le ayudará a entender e interpretar los resultados más fácilmente y actuar en consecuencia - verde (temperatura normal), amarillo (fiebre) y rojo (fiebre alta).

Qué hacer cuando la pantalla codificada por colores indica verde, amarillo o rojo

Si las lecturas de temperatura están en el rango rojo, debe consultar con su médico, tenga o no tenga síntomas.

Si las lecturas están en el rango amarillo y a la vez el bebé o el niño se siente enfermo, debe consultar con su médico para ver si hay que tomar medidas.

Si las lecturas están en el rango verde y no hay otros síntomas, no es necesario consultar a un médico.

Si tiene alguna duda sobre los síntomas, consulte siempre con su médico.

Si se presentan síntomas como irritabilidad inusual, falta de respuesta, debilidad, vómitos, diarrea, piel seca, sed inusual, convulsiones, pérdida del apetito o cambios en la actividad, debe consultar a un médico independientemente de si el termómetro indica verde, amarillo o rojo.